En directo

Tesla sube los precios del Model S y X en China, hasta un 20% por la guerra comercial con EEUU.

Radio Internacional / 24 agosto, 2018
con Enrique de Areba

El año pasado, China representó el 17% del mercado total de Tesla.

El Model S cuesta 110.000 euros y en mayo, casi 20.000 euros menos, pero Tesla aumenta sus pérdidas un 97,5% pese a la subida de sus ingresos.

El gigante del automóvil eléctrico estadounidense, Tesla Motors, ha decidido subir los precios del Model X y S aproximadamente un 20% en China, llegando a ser el primer fabricante de automóviles en subir los precios en el mercado automovilístico tras una guerra comercial abierta, y cada vez más tensa, entre Estados Unidos y China.

Esta medida es sólo el primer indicio de cuánto subirán los aranceles chinos en ciertas importaciones estadounidenses.

También existe la posibilidad de que otros fabricantes del sector del automóvil sigan los mismos pasos.

Las tarifas arancelarias afectarán a todo aquel fabricante estadounidense, tanto del mercado automotriz, como a fabricantes de soja, whisky y otros productos agrícolas que decidan comercializar en China.

Para Tesla, China es un mercado importante, el año pasado representó aproximadamente el 17% de sus ingresos.

En mayo, la compañía estadounidense decidió rebajar el precio de su modelo X en China, tras anunciar que Pekín reduciría algunos de sus aranceles para la industria del automóvil. Pero las nuevas tarifas han hecho que desaparezcan estos recortes.

Ahora, el Model S básico de serie tiene un precio aproximado de 849.900 yuanes, que se traducen en casi 110.000 euros, en comparación con los 710.579 yuanes (91.500 euros) que costaba en mayo de este año.

Si comparamos el Model X de la marca ocurre lo mismo, actualmente tiene un precio aproximado de 927.000 yuanes (119.000 euros) frente a los 775.579 yuanes, casi 100.000 euros, que costaba hace menos de dos meses, según indica la página oficial de Tesla.

Por otra parte, Ford Motor informó el pasado jueves que no aumentaría los precios de ninguno de sus modelos importados, de momento, incluido el modelo Lincoln, siendo consciente que se reducirán los márgenes de ganancias en los vehículos que se vendan en China.

BMW, que fabrica vehículos en Carolina del Sur, también son importados a China y el viernes informó de que no podrá «absorber completamente» las nuevas tarifas.

Sin embargo, el grupo Daimler, fabricante alemán que también importa vehículos a China fabricados en Estados Unidos, dijo en un comunicado durante el fin de semana que «apunta a mantener una posición competitiva» en China.

Nueva fábrica de Tesla en Shangai

Mientras tanto, Elon Musk, presidente ejecutivo de Tesla Motors planea construir una fábrica en Shangai y, de esta forma, poder satisfacer el mercado oriental, actualmente la compañía envía unos 15.000 vehículos a China. Musk tiene previsto visitar Pekín el próximo miércoles, según informa Reuters

Enrique de Areba

Director Global Motor

Deja un comentario

No te pierdas ningún programa 
Suscrí­bete y mantente informado
Todas las noticias, tus programas favoritos, propuestas, ofertas a nuestros suscriptores y mucho más 
Quiero estar informado
Te podrás desuscribir cuando desees.
close-link