En directo
92.9 FM
GRA100. BARCELONA,14/06/2016.- El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont durante la reunión semanal del Govern. EFE/Alejandro Garc

Puigdemont propone declarar la independencia pero suspender sus efectos para abrir un proceso de diálogo

Radio Internacional / 11 octubre, 2017

El pleno de este martes debía empezar a las 18:00 pero justo a esa hora el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha pedido que se retrase al menos una hora por “contactos internacionales”. Mientras, el PP y Ciudadanos han pedido que se suspenda el pleno pero la Junta de Portavoces ha declinado la propuesta y la sesión ha comenzado finalmente con una hora y 12 minutos de retraso, después de esperar un tiempo a que llegaran al hemiciclo los representantes de la CUP.

Puigdemont se ha subido al estrado ante una gran expectación, también internacional, y al exterior ha mandado uno de sus primeros mensajes: “Vivimos un momento excepcional. Sus consecuencias y sus efectos irán mucho más allá de nuestro país. Mucho más allá de ser un asunto interno y doméstico, Cataluña es un asunto europeo”. Para el president, este es un momento “muy serio” en el que “todos”  deben asumir las responsabilidades que corresponden.

Antes de valorar los resultados del referéndum ilegal del 1-O, ha criticado duramente las cargas de la Policía y la Guardia Civil sobre “personas indefensas”: “Los responsables políticos de esa operación vieron cómo les salía el tiro por la culata: 2.286.217 personas vencieron el miedo y votaron, no sabemos cuántos lo intentaron sin éxito”. Y también ha ampliado su “reconocimiento” a todas las personas que hicieron posible ese “éxito logístico y operativo”.

El president ha hecho un breve recorrido histórico “desde la muerte del dictador Franco” a la sentencia del Constitucional en contra del Estatut que los catalanes votaron en referéndum: “Convirtieron la propuesta catalana en un texto irreconocible, doblemente recortado, que es la ley vigente actual”. Puigdemont critica que, desde esa sentencia, “el sistema político español no sólo no ha movido un solo dedo para intentar evitar esta rotura sino que ha habido una laminación continuada de competencias, una desatención y una subestimación hacia la lengua y la cultura” de Cataluña. Considera que todo esto ha tenido un impacto profundo: “Millones de ciudadanos han llegado a la conclusión de que la única forma de garantizar la supervivencia es que Cataluña se consolide como un Estado”.

Tras mandar un mensaje de “serenidad y respeto” al resto de españoles en castellano, ha asegurado que “la Constitución es un marco democrático pero que hay democracia más allá de la Constitución”. Y a continuación ha vuelto al catalán para dar el anuncio esperado: “Llegados a este momento histórico, como president de la Generalitar, asumo, al presentar los resultados del referéndum, el mandato del pueblo de que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república”. Tras los aplausos exclusivos de Junts pel Sí, el president ha proseguido dejando en suspense ese anuncio que acababa de hacer: “El Govern y yo mismo proponemos que el Parlament suspenda los efectos de la declaración  de independencia para que las próximas semanas emprendamos un diálogo sin el cual no es posible llegar a una solución acordada”. El presidente de la Generalitat pide que se inicie una negociación con el Gobierno y aparca de momento la intención de proclamar un estado independiente, tal y como había anunciado la CUP que sucedería.

Deja un comentario