En directo

Pozuelo inaugura la Plaza Diana Quer

Radio Internacional / 28 noviembre, 2018
Simboliza su recuerdo y la lucha por una sociedad más justa

“No te vayas a llorar, vamos a cambiar la cosas, vamos a luchar por una sociedad más justa”. Juan Carlos Quer nos ha contado que ese fue el mensaje que recibió de su hija Diana. La lucha de este padre coraje, desde entonces, es que la muerte de Diana pueda servir para salvar otras vidas, para proteger a las víctimas indefensas, para que se haga justicia y para que los agresores, maltratadores, violadores y asesinos cumplan las penas justas, las que les correspondan, incluidas las que conlleven prisión permanente revisable para los casos irrecuperables.

Esa es la razón por la que Juan Carlos Quer puso en marcha la iniciativa a favor de la prisión permanente revisable en Change.org.  y pide la firma de todos los ciudadanos que se sientan comprometidos con esta causa porque le puede tocar a cualquiera.

La emotiva inaguración de la plaza de Diana Quer, en la que también han estado presentes su madre Diana López-Pinel y su hermana Valeria, se ha convertido así en un acto de recuerdo, homenaje y reivindicación en el que han estado presentes, además de las autoridades de Pozuelo, una representación de la Guardia Civil y de la Policía Nacional que hicieron posible la localización del cuerpo, la presidenta de la Asociación Clara Campoamor en representación de las víctimas inocentes asesinadas en nuestro país, el presidente de QSD Global, en representación del colectivo de víctimas desaparecidas y la presidenta de la Fundación ANAR, dedicada a la protección de los derechos de nuestros menores frente a cualquier acto de violencia.

El artista Julio Mendoza, autor del busto de Diana que preside la plaza que lleva su nombre, es también el creador del poema “Abanicada por el viento” que ha recitado en Radio Internacional y que se ha leído en el acto de inauguración de la plaza en Pozuelo.

Juan Carlos Quer nos ha contado que “Diana fue una niña prematura que pesó 750 gramos al nacer y que luchó durante 6 meses en una incubadora. Era una persona vitalista que forjó un carácter especial y que amaba la vida”.

La escultura, que le encargó Juan Carlos Quer a Julio Mendoza el pasado mes de mayo, nos sonríe eternamente. El alma de Diana vive en ella, al igual que su deseo de conseguir una sociedad más justa sigue latiendo en muchos corazones.

 

Deja un comentario

No te pierdas ningún programa 
Suscrí­bete y mantente informado
Todas las noticias, tus programas favoritos, propuestas, ofertas a nuestros suscriptores y mucho más 
Quiero estar informado
Te podrás desuscribir cuando desees.
close-link