En directo

Bugatti Chiron, nada lo supera

Radio Internacional / 18 mayo, 2018

Mientras hay monovolúmenes o SUV familiares que hacen el 0 a 100 km/h en 13 segundos, el Chiron necesita esos mismos segundos pero para alcanzar los 300 km/h. Cuando lo normal es tener un turbocompresor, este Bugatti tiene nada menos que cuatro. Y si la potencia habitual en un compacto diésel de gama media son 150 CV, esta ‘bestia’ tiene 10 veces más: 1.500 CV. Así, no es de extrañar que su precio tampoco sea nada común: 2,4 millones de euros antes de impuestos. El Bugatti Chiron es tan excesivo en todos los aspectos, que hasta sus potenciales compradores también son muy poco convencionales. No sólo porque deberán abonar los 3,1 millones -precio con impuestos- que cuesta el coche. Sino porque quien compra este modelo tiene al menos 84 coches, 3 jets y un yate. Eso al menos afirma Wolfgang Dürheimer, el ingeniero que dirige Bugatti. Por tanto, para seducir a personas con tanto
dinero y tantos automóviles en su poder, qué duda cabe de que en Bugatti han tenido que ofrecer algo que valga lo que cuesta.

AL LIMITE DE LA MECANICA

El motor del Chiron es nada menos que la fusión de dos motores V8 para crear un propulsor de 16 cilindros dispuestos en W y 8 litros de cilindrada. Con cuatro turbocompresores, no es de extrañar que se desarrollen 1.500 CV a 6.700 rpm y que el par motor sean unos impresionantes 1.600 Newton-Metro. La caja de cambios es una DSG de 7 relaciones y la tracción es a las cuatro ruedas. Además, los neumáticos que emplea el Chiron han sido específicamente desarrollados por Michelín y son capaces de aguantar puntas de velocidad superiores a 400 kilónetros por hora. Para ello, las medidas de las cubiertas son también superlativas: 355/25 R21 delante y 285/30 R20 detrás. Para frenar semejante fuerza, el Chiron incorpora un sistema de frenado con pinzas de titanio y 8 pistones que hacen fuerza sobre un disco de 420 mm de diámetro al que le llega aire extra de refrigeración desde las ópticas delanteras. Además, el modelo cuenta también con aerodinámica activa, es decir, que la resistencia al viento puede variar entre 0,35 y 0,59 en función de la posición de su enorme alerón trasero. 5 modos de conducción Toda esta técnica consigue unas prestaciones descomunales. En menos de 2,5 segundos, el Chiron es capaz de alcanzar los primeros 100 kilómetros hora. Y si seguimos acelerando sólo necesitaremos otros 11 segundos para alanzar los 300 km/h. La velocidad máxima está limitada a ‘sólo’ 380 km/h pero activando un modo de conducción especial denominado ‘Top Speed’ el Chiron puede alcanzar los 420 km/h. Este coche está gobernado por 5 modos de condución: Lift, Auto, Autobahn, Handling y el top Speed ya mencionado. El modo Lift eleva ligeramente la suspensión y se usa a velocidades menores de 50 km/h, para subir el coche a un remolque o pasar por encima de un resalto. El modo Auto no requiere de explicación, mientras que el modo Autobahn se activa a partir de los 120 km/h: suaviza la suspensión para permitir cruceros relajados a alta velocidad.

SOLO 500 UNIDIDADES
Del Chiron sólo se fabricarán 500 unidades y ya están todas vendidas. Quien quiera hacerse con uno le queda o esperar que Bugatti decida realizar alguna versión especial o comprar un Chiron en el mercado de segunda mano lo que, seguramente, supondrá pagar un precio mayor ya que este coche se revaloriza con el tiempo.

 

Fuente: Style International 

Deja un comentario

No te pierdas ningún programa 
Suscrí­bete y mantente informado
Todas las noticias, tus programas favoritos, propuestas, ofertas a nuestros suscriptores y mucho más 
Quiero estar informado
Te podrás desuscribir cuando desees.
close-link