En directo

Ante la ola de la extrema derecha, es difícil que Suecia siga siendo el “país ideal”

Radio Internacional / 26 septiembre, 2018

El primer ministro sueco, Stefan Lofven, fue destituido el día 25 por el parlamento, al perder la moción de censura presentada en su contra por la oposición de un mayor número de votos. Anteriormente, en este mismo mes, ni el centro-izquierda ni el centro-derecha logró la mitad de los votos en las elecciones parlamentarias, por lo que es posible que las fuerzas de extrema derecha que se elevan rápidamente en Suecia, jueguen un papel “equilibrador” en el futuro gabinete. Se incrementa la posibilidad de “girar a la derecha” en la política de este país del norte de Europa.

Suecia ha sido considerada “un país ideal” por su alto beneficio social, seguridad, inclusividad y apertura. Sin embargo, en los últimos años, disparos, disturbios, violencias, enfrentamienos entre pandillas, discriminación racial, etc., noticias negativas sobre Suecia han aparecido a menudo en reportes de los medios internacionales. Por lo que el ex secretario general de la OTAN y el primer ministro danés, Lars Løkke Rasmussen, ha tomado Suecia como un “ejemplo negativo”, y todo esto influenciará directamente en la dirección de la situación política sueca.

A los impactos de la ola de la extrema derecha, les acompaña el deterioro de la seguridad social en Suecia. El 7 de abril del año pasado, cuatro personas murieron y 15 resultaron heridas como consecuencia de un atropello de un camión secuestrado en una calle comercial del centro de Estocolmo. El atentado estremeció a toda Europa. Pese a las posteriores medidas adoptadas por el Gobierno sueco, la situación de seguridad no mejora significativamente. La noche del 13 de agosto de 2018, más de cien coches en la ciudad de Goteborg, fueron destruidos o quemados por unos jóvenes locales vestidos de negro. Además, los tiroteos causados por disputas entre pandillas, también sucedieron con frecuencia. Según datos publicados por la policía sueca, 320 tiroteos ocurrieron en 2017. Para controlar las actividades de las mafias domésticas y el narcotráfico, Suecia ha establecido 23 zonas No-Go, es decir, áreas vulnerables de seguridad.

Si se atribuye el deterioro de la seguridad en Suecia a los refugiados, se ve sólo un aspecto del problema de Suecia. De acuerdo con los datos de la Oficina Nacional de Prevención del Delito de Suecia, la tasa de delincuencia en este país ha aumentado significativamente desde que estalló la crisis de refugiados en Europa. Desde 2012, Suecia, país con una población de solo 10 millones de personas, ha recibido alrededor de 400 mil refugiados. Pero el Gobierno sueco no está preparado para responder a la afluencia de los refugiados a corto plazo. Como consecuencia, se ha registrado un fuerte aumento de los casos que involucran a refugiados, y estos últimos a menudo se han convertido en blanco de los ataques de los locales.

Si hacemos un análisis adicional, podemos ver que desde el estallido de la crisis de la deuda soberana europea en 2009, la economía sueca se ha visto severamente afectada: el crecimiento económico ha parado, el desempleo ha aumentado y la insatisfacción social se ha acumulado, lo que ha proporcionado el terreno para la expansión del populismo en el país. Junto con los enfrentamientos culturales y los problemas de seguridad social provocados por la afluencia de los refugiados, se ha conducido finalmente al estallido de conflictos sociales en Suecia. La crisis económica y el problema de los refugiados, contribuyen al crecimiento del populismo y la mentalidad de extrema derecha. A su vez, la proliferación de la mentalidad de extrema derecha ha intensificado aún más los conflictos sociales e incluso “ha promovido” el desarrollo del extremismo. Al final, esto ha conducido a que el centro-izquierda perdiera parte del apoyo de los votantes, formando así la actual situación, en la que el centro-izquierda y el centro-derecha compiten como fuerzas, mientras la extrema derecha se desarrolla repentinamente.

Hay gente que opina que la subida de la mentalidad de la extrema derecha en Suecia es un reflejo particular de los cambios de la situación internacional y la proliferación del populismo en Europa. Con el rápido crecimiento de los mercados emergentes y la globalización en los últimos años, la superioridad inherente de Europa y el “centralismo occidental” se enfrentan con choques. Por un lado, siguen mostrándo la arrogancia, por otro lado, sufren una mentalidad desequilibrada, lo que contribuye en cierta medida a la expansión del populismo y la extrema derecha.

Bajo el efecto combinado de los factores anteriormente mencionados, Suecia, que ha sido un país que “no necesitaba atornillar la puerta por la noche”, ahora está vinculado a las palabras “violencia, conflicto, disturbios”; que ha sido conocido por su inclusividad, tolerancia, igualdad y pluralismo, pero ahora está atrapada en el dilema de “exclusión, discriminación, prejuicio y arrogancia”. Tales cambios no sólo se reflejan en el entorno político del país europeo, sino también en la actitud y el comportamiento de unos pocos políticos y medios de comunicación al tratar con otros países. Por ejemplo, algunos políticos, para atraer más votos, con el pretexto de la religión han contactado públicamente con el Dalai Lama, un exiliado político que busca la separación del Tíbet del territorio chino. Algunos medios oficiales insultan a otros países con arrogancia y prejuicios… Todo esto obligó al mundo exterior a reexaminar este viejo “país ideal”: ¿qué pasó con Suecia?

Se espera que el nuevo Gobierno de Suecia pueda tener una gran aportación en asuntos de bienestar social y en el tema de los refugiados. También se espera que los políticos y medios de Suecia, que representan el populismo y la mentalidad de la extrema derecha, puedan dejar al lado su arrogancia, prejuicio y superioridad, para volver a la racionalidad de “tolerancia, inclusividad, igualdad y pluralismo”, con lo que tratan tanto a los refugiados como a los visitantes que llegan desde lejos.

Fuente: CRI

Deja un comentario

No te pierdas ningún programa 
Suscrí­bete y mantente informado
Todas las noticias, tus programas favoritos, propuestas, ofertas a nuestros suscriptores y mucho más 
Quiero estar informado
Te podrás desuscribir cuando desees.
close-link